Lipoatrofia Semicircular causas, tratamiento y prevención

La lipoatrofia es un tipo de enfermedades que causan a la persona afectada una determinada pérdida del tejido graso. Entre todas ellas, una de las más características es la lipoatrofia semicircular. Está relacionada con trabajos de oficinas.

En este artículo vamos a analizar todo lo que debes de saber sobre esta enfermedad.

¿Qué es la Lipoatrofia semicircular?

La definición médica de este trastorno es definida cómo una alteración o anomalía del tejido adiposo (es decir, aquella grasa que se sitúa en la parte de debajo de la piel), reduciéndose el mismo de una manera importante.

La buena noticia es que no produce dolor, pero se asocia con una serie de síntomas que pueden resultar muy molestos. Se puede tratar en y la gran mayoría de los casos (en torno a un 95-100%, no producirá ninguna secuela).

La persona afectada presentará marcas con forma alargada distribuidas a lo largo de la frente de los muslos, en el vientre, brazos o nalgas. Para que nos podamos hacer una idea del efecto que provoca la lipoatrofia semicircular, la podemos definir a la hendiduras que provocan los calcetines cuando aprietan demasiado.

Es importante tener en cuando que la lipoatrofia semicircular se presenta en brotes endémicos; es decir, que si un trabajador presente este problema, es posible que otros también lo vayan a padecer. Por ello, habrá que estudiar tanto el ambiente de trabajo, la época o cualquier factor.

Aunque es verdad que no es una enfermedad demasiado frecuente, esto está cambiando según los datos que se tienen de los últimos años.

Lipoatrofia semicircular: síntomas

Realmente, tan sólo tiene asociado un síntoma, y es el que ya hemos descrito para definir la enfermedad.

La lipoatrofia semicircular presenta lesiones que son visibles a simple vista: estas tendrán un espesor de entre 1-4cm, profundidad de 1-10mm y longitud que va desde los 5 hasta los 20cm. Lo más habitual es que se produzcan a una altura de entre 71-72cm del suelo.

Estas marcas se caracterizan por tener forma semicircular, y eso tiene este nombre el trastorno.

Los expertos han estudiado esta situación en detalle y no se han encontrado otros síntomas: ni afecta a la piel, ni produce picores, cambios de color, dolores, etc.

No obstante, hay un reducido número de pacientes que declaran sentir pesadez en las piernas, además de otros síntomas cómo ardor, fatiga, purito, hormigueos variados, etc.

Lipoatrofia semicircular: causas

lipoatrofia-2

Lo cierto es que la lipoatrofia se lleva estudiando desde hace ya 40 años (momento en el que se detectaría el primer paso). Sin embargo, de momento todavía no existen evidencias exactas de cualquier podrían ser sus causas.

Los expertos han concluido que estas pueden deberse a una combinación entre factores personales y ambientales:

  • Factores personales: Algunos estudios han concluido que hay personas que, sometidas a las mismas condiciones, pueden enfermar o no. Se ha concluido que un factor de riesgo es ser mujer, con una edad comprendida entre los 30-40 años, trabajando con una oficina con alta carga electromagnética.

También puede influir el uso de ropa ajustada o de mala calidad, malos hábitos cómo ir arrastrando los pies, utilizar zapatos con suela de goma, no sentarse adecuadamente en la silla o no tener una que se adapte a sus necesidades.

Se ha concluido que una incorrecta hidratación también podría ser un factor de riesgo que propiciaría la lipoatrofia semicircular.

  • Factores ambientales: Los factores ambientales explicarían porque se producen brotes en oficinas que afectan a varias personas. Lugares en los que la humedad relativa es baja (que está por debajo del intervalo de 40-60%, o una temperatura ambiente que esté por encima de los 24ºC son aquellos en los que se producen un mayor número de incidencias. La exposición continuada a aparatos eléctricos parece ser la clave para resolver el misterio, aunque todavía no se sabe cómo afecta al cuerpo.

Hoy en día es prácticamente imposible eliminar la exposición a aparatos eléctricos, ya que en cualquier oficina se trabaja con ordenadores, con teléfonos móviles, aparatos de telefonía, de climatización.

No obstante, todo parece indicar que si el diseño del cableado es adecuado, el nivel de exposición al electromagnetismo se reducirá de una forma importante.

Lipoatrofia semicircular: prevención

lipoatrofia-3

La mejor manera de prevenir la lipoatrofia semicircular es actuar directamente contra las causas que la provocan.

-Podemos implantar tableros sintéticos en mesas de trabajo para reducir la conductividad y la acumulación de cargas en las mismas.

-En relación a las sillas, habrá que estudiar la estructura en base a la ropa que tenga el usuario. Estudiaremos tanto la base, tapicería, ruedas, forma, suelo…

-La estructura del cableado de la oficina también debe de someterse a estudio. En todo momento se deben evitar que los cables puedan interactuar con estructuras metálicas (un buen recurso es instalar una toma de tierra).

-El suelo lo podemos revestir con pavimento disipativo o conductivo, dejando a un lado los suelos sintéticos o vinílicos.

Lipoatrofia semicircular: tratamiento

No será necesario un tratamiento contra la lipoatrofia semicircular, ya que los síntomas se verán reducidos en el momento en el que se alejen los factores de riesgo. Sin embargo, puede llegar a pasar entre 9 meses y 3 años hasta que desaparezcan por completo.

Si se detecta un brote de este trastorno, desde la oficina deben de implantar todas las medidas de prevención y actuación suficientes para evitar que el problema pueda ir a más.

Lipoatrofia semicircular: ¿Baja laboral?

Lipoatrofia-21

Según el primer protocolo mundial de actuación (2009), la atención que se precisa para hacer frente a la lipoatrofia semicircular es leve y reversible, por lo que no hará falta gestionar una baja laboral. Los médicos y los técnicos de las mutuas sabrán identificar los síntomas de inmediato, tomando medidas para evitar que la situación se pueda agravar.

Desde el 2016, la lipoatrofia semicircular está considerada cómo accidente laboral por lo que, si se produjese un brote, la Generalitat investigaría cada caso para exigir a las entidades que actúen contra las causas que provocan la enfermedad. Sin embargo, los trabajadores no serán indemnizados.

Esta son las claves principales de la lipoatrofia semicircular.

spacioveintiuno spacioveintiuno
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

WordPress Image Lightbox